➡️La vida es un viaje de autodescubrimiento, una búsqueda⬅️

Vivimos la vida distraídos por tonterías y no nos detenemos a preguntarnos seriamente: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Qué es lo que quiero, que es lo que estoy buscando? O ¿Qué es lo que espero encontrar? Detrás de todo esto, el anhelo final es ser feliz.  

Aristóteles dijo que la felicidad es el fin de toda acción, aquello para lo que fuimos creados. Blaise Pascal hizo una reflexión sobre la felicidad: Todos los hombres buscan felicidad, sin exención alguna, no importa los medios que utilices, todos buscan ese mismo fin, la razón por la que unos van a la guerra y otros la evitan es la misma razón en ambos desde perspectivas distintas. Es lo que motiva las acciones de todo hombre.  

A menudo confundimos los placeres pasajeros con la verdadera felicidad para la que fuimos creados. La creciente sensación de que hay que buscar algo más para llenarla, puedes llenar tu alma de todo aquello que el mundo puede darte y seguirías buscando algo más. 

Mucha gente destruye su vida por insatisfacción que les crea ansiedades, estrés y entran en un bucle que les impide disfrutar del presente, otros solo se conforman con existir. 

Somos muy buenos para postergar la felicidad, pensamos que algún día seremos felices, cuando logremos, encontremos, tengamos algo que no tenemos hoy.  

La primera misión en la vida como adultos es encontrar el sentido y propósito de nuestras vidas. Debes saber porque estás aquí, para que fuiste creado y todo parte del autoconocimiento y saber que tenemos la capacidad de cambiar para mejor, amándonos y cuidando de nosotros mismos, es tener un profundo aprecio por quienes somos y cuando das un paso para ayudarte a ti mismo, al final terminas ayudando a todo el mundo.  
La felicidad se puede encontrar en los momentos, en el camino, en el proceso, en la búsqueda.  

Progreso es igual a felicidad, cuando creces te expandes. La vida no siempre es feliz, pero puede ser significativa. tomamos decisiones a cada momento en la vida, el problema es que a veces tomamos las decisiones de forma inconsciente.  

Debemos controlar nuestro enfoque, la mayoría de las personas se enfocan en lo que le falta, si constantemente te enfocas en lo que te falta, no podrás mantenerte feliz, y cuando no eres feliz se agota la energía que te ayuda a ir al siguiente nivel. Si te concentras y partes de lo que tienes, estarás más satisfecho, tendrás más energía. Otro patrón es concentrarse en aquello de lo que no tienes control, en vez de aquello en lo que sí tienes control, no puedes controlar el mundo, pero puedes controlar tu interior y así influir en tu mundo exterior.  

Si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela y embarcarte en un viaje interior hacia la búsqueda de tu verdad; si permites que todo lo que te pase sirva para iluminar tu camino y admites que todo el que se cruza en tu camino viene a enseñarte algo; si estas preparado a afrontar algunas de las realidades muy duras de ti mismo y ser responsable y consecuente con tus decisiones, entonces encontrarás tu verdad y el sentido de tu vida. 

4.6/5 - (22 votos)

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *